Ir a contenido principal
Omitir los comandos de la cinta
Ir a contenido principal
Iniciar sesión
Enlaces a las rutas de navegación

Jacqueline Bryce

Jacqueline Bryce es una nueva residente de Houston. Ella se mudó aquí en 2015, poco después de que se realizara un recorte de personal en su trabajo. Recientemente, recibió tratamiento por un cáncer de tiroides (ella lo llama "cáncer 1"); y con su familia aquí, sintió que Houston sería un lugar mejor para recibir atención médica.

Mientras buscaba trabajo, se ofreció como voluntaria en El Franco Lee Health Center, donde ejerce su médico de cabecera. Hace poco comenzó a trabajar con un proveedor de Harris Health, Fresh Brew.

Cuando se detectó un tumor en la mama izquierda, ya formaba parte de la familia Harris Health, pero estaba estudiando para los exámenes finales que la llevarían a obtener una certificación en Administración de Negocios Médicos en Houston Community College; y por eso trató de ignorar el tumor. No obstante, el médico de cabecera de Jacqueline no lo ignoró. Después de una mamografía en Smith Clinic y una biopsia una semana después, le diagnosticaron cáncer en estadio IB. Se sometió a una mastectomía parcial en Lyndon B. Johnson Hospital y a 20 sesiones de radioterapia.

Jacqueline dice que el "cáncer 1" la ayudó a prepararse para el "cáncer 2". "Fue más difícil para mi familia y mis amigos. Yo los consolaba". Ella encontró fuerzas en la fe. "Personas de distintas partes del país rezaban por mí".

Mientras esperaba las citas de la radioterapia, Jacqueline tejía bufandas al croché (un total de 25). Se las regalaba a los miembros del equipo, a amigos y a familiares como forma de agradecimiento. Y se dedicó a estudiar sobre el cáncer de mama.

Encontró un grupo de apoyo nocturno a través de la Sociedad Americana Contra el Cáncer. "Es un refugio seguro donde puedo hacer todas mis preguntas. Si bien el cáncer de cada mujer es diferente, podemos contarnos qué está atravesando cada una. Si alguien pregunta: '¿Cómo estás lidiando con... ?', otra persona puede tener la respuesta".

Jacqueline encontró a una protectora en la Dra. Michelle Ludwig, una oncóloga radióloga. "No sabía qué me iba a pasar, pero la Dra. Ludwig y su equipo me acompañaron durante todo el proceso. Su empatía y compasión me hacían sentir cómoda".

Ella alienta a las mujeres a que conozcan su cuerpo. "Si sienten algo, actúen en consecuencia. Sean proactivas. Realícense el autoexamen. Consulten con un médico. Si no reciben las respuestas que necesitan, consulten con otro médico. Confíen en su instinto. Pidan una segunda opinión.

"Hay una vida después del cáncer. No permitan que esta enfermedad defina quiénes son".

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink SoftwarePowered By OneLink